La Guardia Civil investiga la muerte de un hombre de unos 50 años cuyo cadáver ha sido encontrado en el exterior de su domicilio en Alhaurín El Grande (Málaga). A falta de la confirmación oficial, los primeros indicios apuntan a que la víctima habría sido atropellada por su coche, que estaba estacionado en una pendiente. La policía ha hallado restos de sangre en el lugar de los hechos y ha comprobado que el vehículo no tenía activado el freno de mano.

Coche y jardinera

Fuentes conocedoras de las pesquisas señalan que la principal hipótesis del fallecimiento que manejan los agentes es un atropello accidental por la situación del cadáver -entre su vehículo y una jardinera- y las marcas dejadas por el coche al deslizarse dentro de la propiedad del fallecido, situada en la Cañada del Tejar.

Se han encontrado restos de sangre y -según las fuentes- el vehículo no tenía activado el freno de mano; aunque para aclarar lo ocurrido en este caso, del que informa el diario SUR, habrá que esperar al resultado de la autopsia a este hombre, que residía en la localidad, aunque era de nacionalidad extranjera.

Lluvias

Unos vecinos han descubierto lo ocurrido y dado que este municipio del Valle del Guadalhorce es de los más afectados por la gota fría se creyó que la muerte era debida a las lluvias, pero al parecer no es así, según las fuentes, que precisan que la familia del hombre no podía contactar con él desde el pasado miércoles.