Un hombre de 47 años ha muerto este domingo tras ser atacado por su perro, un rottweiler, en una vivienda de Coslada, en Madrid.

La víctima tenía varios perros guardianes y se encontraba dentro de la vivienda, una casa baja en la zona de la estación de Coslada, junto con unos familiares cuando el perro, sin que se sepan aún los motivos, lo ha atacado.

Mordeduras en la cara

Los familiares han llamado a los servicios de emergencias a las dos de la tarde. Cuando los servicios de emergencias han llegado, sólo han podido confirmar la muerte del hombre, que presentaba múltiples mordeduras en la cara.

Ahora, la Policía Nacional y la Policía Local investigan lo ocurrido.