Limpiar el dinero no es una buena idea, aunque sea para desinfectarlos de posibles rastros de coronavirus (no se sabe nunca). Ponerlos en la lavadora para que queden más limpios, ya es directamente una muy mala idea. Y esto es precisamente lo que hizo hombre y el resultado fue un desastre. Un desastre carísimo.

Limpios como una patena

El protagonista fue un ciudadano de Corea del Sur, vecino de la localidad de Ansan, cerca de Seúl. Ante la psicosis que podía contagiarse tocando los billetes, no se le ocurrió nada más que ponerlos en la lavadora para que quedaran limpios como una patena. Pero no fueron los cuatro o cinco billetes que podía llevar en el bolsillo, fueron unos cuantos más.

La cantidad no se especificó, lo que sí se sabe es que eran billetes de 50.000 wons, que equivaldría a unos 35 euros. Viendo el desastre, el hombre fue al Banco Central de Corea del Sur para preguntar si le podían cambiar el dinero limpio, pero inservible, por unos nuevos.

Banco de Corea del Sur / Wikipedia

El hombre fue al Banco Central de Corea del Sur para preguntar si podía cambiar el dinero que había puesto en la lavadora / Wikipedia

Una pérdida considerable

Hay unas normas bancarias que determinan que el intercambio de billetes dañados, mutilados o contaminados, se cambian por la mitad de su valor. Un funcionario del banco explicó que le cambiaron un total de 507 billetes de 50.000 wons, lo que equivale a más de 25 millones, cerca de 18.000 euros.

El funcionario del Banco de Corea del Sur detalló que la entidad no cuenta el número de billetes que no puede cambiar, porque el daño es demasiado grande. Por lo tanto, es imposible saber la cantidad de dinero que el hombre había puesto en la lavadora, sólo se dijo que la pérdida era considerable.

La cantidad que el Banco Central tiene que cambiar en una situación como ésta depende de la gravedad de los daños que sufren los billetes. El banco puede proporcionar la nueva moneda a su valor nominal si el daño es mínimo, pero si es significativo, lo puede cambiar a mitad de su valor, o incluso no cambiarlo.

Por lo tanto, se puede decir que el precavido hombre todavía tuvo suerte, ya que no perdió todo el dinero que había recibido por parte de parientes y amigos como muestra de pésame durante un funeral familiar.

Dinero quemado / Banco de Corea

Así quedaron los billetes que otro hombre puso en el microondas para desinfectarlos de posibles rastros de coronavirus / Banco de Corea del Sur

El microondas tampoco sirve

Este caso, sin embargo, no es único. Según el Banco Central de Corea del Sur, hace unos meses otra persona puso los billetes en un microondas porque tenía miedo de un hipotético contagio de coronavirus.

En aquella ocasión el banco le cambió los billetes dañados por 5,2 millones de wons, unos 3.700 euros. No perdió tanto dinero como el hombre que utilizó la lavadora, pero la pérdida también hace daño.

Por si acaso, el Banco Central de Corea de Sur ha aconsejado a la gente que no utilice el microondas o la lavadora para esterilizar el dinero; seguramente quedarán limpios, pero no les servirán de nada.