La Policía Nacional ha detenido a un hombre a la estación de autobuses de Pamplona por haber grabado a una mujer, sin su permiso, en los baños de la estación.

La víctima ha llamado a la Policía Nacional y ha explicado que, poco antes, cuando estaba en el baño, se ha dado cuenta de que la papelera estaba extrañamente fuera de lugar. Cuando se ha acercado, ha visto un espejo aguantado por una mano y donde había una cámara reflejada.

Inmediatamente, la mujer se ha vestido y ha salido del lavabo para intentar encontrar al autor de los hechos. Al salir, ha visto un hombre que llevaba el espejo y la cámara que había podido observar en el interior del lavabo. La mujer ha gritado para pedir ayuda y los agentes de seguridad de la estación, ayudados por el novio de la mujer, han conseguido retener al presunto autor.

La policía se ha llevado al hombre, de nacionalidad francesa, detenido por un delito contra la intimidad. Como no hablaba castellano, ha sido asistido por personal de la policía francesa que hay destinado en Pamplona durante las fiestas de San Fermín.