La Policía Nacional ha detenido a un hombre por abusar sexualmente de dos hermanas de 6 y 9 años. Las niñas, que son noruegas, explicaron los hechos a los servicios de protección de menores de su país, que se hicieron cargo de ellas porque no tenían recursos económicos y por los problemas psicológicos de su madre.

Las pequeñas explicaron que habían sufrido agresiones físicas por parte de la madre, muchas de ellas relacionadas con ritos esotéricos, así como abusos sexuales por parte del hombre, que después pagaba dinero a la madre. Al detenido, procedente de Ghana y de 51 años, se le atribuye un delito continuado contra la indemnidad sexual y otro contra la prostitución, la explotación sexual y corrupción de menores.

Problemas psiquiátricos de la madre

La investigación empezó el pasado mes de julio cuando la Oficina de Enlace Nórdica de la Embajada de Noruega en España informó a la Policía Nacional de que dos menores de edad habían sufrido abusos sexuales por parte de un ciudadano ghaneano en Martorell (Barcelona).

Los agentes comprobaron que las niñas y la madre se trasladaron a vivir a España hace dos años. En Martorell, el detenido aprovechó los problemas psiquiátricos de la mujer para ofrecerles alojamiento y tener fácil acceso a las menores.

El hombre aprovechó los problemas psiquiátricos de la mujer para ofrecerles alojamiento

 

Al detectarse que la familia no tenía recursos y la madre sufría problemas mentales, los servicios de protección de menores se hicieron cargo de las niñas, que fueron entregadas a los servicios noruegos. Allí explicaron lo que habían sufrido.

Identificar al autor fue complicado porque solo tenían una escasa descripción física y una localización aproximada del domicilio, ya que las menores recordaban el camino que hacían desde la estación de tren. Los agentes registraron el domicilio, donde encontraron material electrónico que está pendiente de analizar.