Un conductor ha sido condenado a pagar una multa de 540 euros después de haber atropellado y matado a una mujer de 80 años. Según la Fiscalía, "fue una distracción que le podría pasar a cualquier persona".

Los hechos pasaron el 20 de febrero del 2018 en Ciutat Naranco, Oviedo. El hombre atropelló a la víctima en un paso de peatones.

No se le retirará el carnet de conducir

El día del atropello, la mujer estaba cruzando por el paso de cebra de forma correcta. El suelo estaba mojado por la lluvia, aunque la visibilidad era buena. En un momento dado, el hombre se distrajo y la atropelló.

La Fiscalía ha resumido el fatal accidente en un descuido "de dos segundos" que le podría haber pasado a cualquiera, en el juicio que se ha celebrado este miércoles.

El fiscal y la defensa del acusado han llegado a un acuerdo por el cual el hombre pagará una multa de 540 euros. Además, no se le retirará el permiso de conducir, según informa El Comercio.

Rebaja de la condena

En un primer momento, la Fiscalía consideraba los hechos como un homicidio por imprudencia grave, y pedía un año y medio de prisión para el hombre y la retirada del carnet de conducir durante dos años y medio.

No obstante, la acusación ha rectificado después de acordar con la defensa que se trata de un delito de homicidio por imprudencia leve.

Seis euros al día

Con la rebaja del delito, el acusado tendrá que pagar seis euros al día durante tres meses. En total, la multa asciende a 540 euros.

El día del accidente, el hombre conducía a poco más de 30 km/hora, y dio negativo en el test de alcoholemia.