Un joven de 32 años se ha atrincherado durante horas en el piso de su bisabuela de 92 años sobre la que tenía una orden de alejamiento, según informa el Levante-EMV.

Un policía herido de un portazo

El piso está situado en la calle Joaquín Marín de Valencia capital donde la policía intentó entrar justo después de llegar a la vivienda. En este primer intento, un agente resultó herido por un fuerte portazo que dio el joven que estaba atrincherado con su bisabuela.

Finalmente, a las cinco y media de la madrugada, agentes del Grupo de Operaciones Especiales (GOES) de la Policía Nacional, han conseguido acceder al piso donde han detenido al joven. Durante toda la madrugada, la policía ha intentado negociar con el joven que podría tener problemas con su pareja y que habría amenazado con suicidarse, según informa el diario valenciano.