Los Mossos d'Esquadra han detenido esta tarde a un hombre filipino de unos 30 años que había mostrado un arma larga automática a la zona de la Rambla de Barcelona; concretamente, en la calle de Escudellers.

Según han confirmado fuentes policiales a ElCaso.com, el hombre había amenazado a varias personas, causando el pánico en esta zona de la ciudad, muy concurrida por turistas y peatones. Unos turistas que lo han visto han avisado a una patrulla de los Mossos, que estaba en la Rambla haciendo tareas de prevención antiterrorista. Finalmente se ha podido confirmar que el arma era de airsoft -una simulación que dispara balines.

Activado protocolo por arma real

En un primer momento se había considerado que era un arma real, hecho que ha obligado a la policía catalana a desplegar a varias patrullas en la zona y a activar el protocolo antiterrorista. Los testigos que han alertado han explicado a la policía que el hombre había municionado el arma pero que no había llegado a disparar.

El incidente ha obligado a activar a patrullas de Seguridad Ciudadana, motoristas y de la Brigada Móvil (BRIMO) de los Mossos. Después de la detención del hombre, se ha podido recuperar la normalidad en la zona. Según ha podido saber ElCaso.com, tres agentes han resultado heridos leves durante la detención del hombre, que los ha agredido.

Lo han detenido en el bloque donde vive

Los agentes han localizado al hombre filipino en el portal de un bloque de pisos, en el número 6 de la calle de Escudellers, y lo han detenido aunque ha opuesto resistencia. Según algunos testigos, este hombre vive en este bloque, junto con otras personas de nacionalidad filipina.

Portal calle Escudellers

Imagen del portal donde se ha escondido y donde se ha detenido el hombre. / GRS

El hombre está acusado ahora de un presunto delito de atentado contra los agentes de la autoridad y se espera que pase una revisión psicológica antes de ser puesto a disposición del juez.