Un chico de 29 años ha sembrado el pánico y el terror a los pacientes y al personal de urgencias del Hospital Universitario de Canarias (HUC) al amenazarlos con un martillo.

La gente que había en la sala de espera entró en pánico

El hombre entró en la sala de espera, levantó el martillo y empezó a amenazar a los pacientes y al personal sanitario que había en la zona. Esto provocó el pánico entre los presentes. Rápidamente personal dels hospital cambió de ubicación a la gente para garantizar su seguridad mientras esperaban a la llegada de la policía.

Una vez personados en el lugar los policías, tras entrevistarse con el personal de seguridad del hospital, lo detuvieron. Después de ser reconocido por el médico en ese mismo hospital, fue trasladado a las dependencias policiales. El hombre, que tiene antecedentes, ha pasado a disposición judicial.