El príncipe Andrew, tercer hijo de la reina Isabel II del Reino Unido y el príncipe Felipe, ha sido acusado de participar presuntamente en una orgía con adolescentes en la isla privada del financiero Jeffrey Epstein.

Varias jóvenes relatan encuentros sexuales en fiestas y en una isla privada de las Islas Vírgenes

 

El diario The Daily Mail publicó un vídeo inédito en el que se le ve despidiéndose de una chica menor de edad en la puerta del apartamento neoyorquino de Jeffrey Epstein, que se suicidó el pasado 10 de agosto tras haber sido arrestado por tráfico de menores y que de haber sido condenado habría cumplido 13 meses de prisión por prostituir a una chica menor de edad.

Días antes, la víspera de que el magnate apareciera muerto en su celda de la cárcel federal de Manhattan, se habían hecho públicos unos documentos relativos a este mismo caso en el que una de las víctimas de Jeffrey Epstein, Virginia Giuffre, señalaba al príncipe Andrew como uno de los poderosos amigos con el que este le obligó a tener relaciones sexuales.

“Tuvimos relaciones sexuales en tres ocasiones. La tercera vez que tuve relaciones sexuales con Andy fue en una orgía en la isla privada de Epstein en las Islas Vírgenes de los Estados Unidos", dijo Giuffre ante un tribunal de Florida en 2015. La joven asegura que por ese entonces tenía unos 18 años. “Otras ocho chicas jóvenes y yo tuvimos sexo junto con él. Todas ellas parecían ser menores de edad y realmente no hablaban inglés. De hecho, Epstein se rio del hecho que realmente no podían comunicarse, diciendo que eran ‘las chicas más fáciles con las que llevarse bien’". 

Otra joven cuenta cómo el duque de York le tocó los pechos durante una fiesta

 

Una segunda víctima del magnate llamada Johanna Sjoberg contaba cómo el duque de York le tocó los pechos durante una fiesta celebrada en el año 2001, precisamente en el apartamento que Jeffrey Epstein poseía en Nueva York.

No hay indicios de que el príncipe Andrew estuviese presente en dichos encuentros, pero se reunió con Epstein al menos 10 veces durante su amistad de 12 años y, a veces, se quedó con él durante varios días. "En ningún momento, durante el tiempo limitado que pasé con él, vi, presencié o sospeché algún comportamiento del tipo que posteriormente condujo a su arresto y condena", expresó la realeza en un comunicado.