Dos hermanos, un hombre y una mujer, han encerrado a su hermano esquizofrénico durante años en una habitación en Dos Hermanas (Sevilla). El cuarto tenía tres metros cuadrados y no tenía agua corriente.

Tres metros cuadrados

Hace un tiempo, la policía inició una investigación sobre la localización de Carlos, la víctima. A raíz de esto, los agentes han intervenido la casa de los dos hermanos. Allí han encontrado una puerta cerrada con cadenas y detrás de esta, otra con traviesas de madera.

hermano encerrado

Imagen de Carlos cuando fue rescatado / Policía de Sevilla

Los agentes se han abierto paso y han descubierto el cuarto donde malvivía el hombre, que sufre esquizofrenia y un 70% de discapacidad. La habitación estaba llena de muebles viejos y una pequeña cama donde dormía Carlos. La víctima tenía que hacer las necesidades en el colchón o en recipientes, como cubos y botellas.

"Don Quijote o un Cristo"

Un médico ha atendido al hombre y ha explicado que le ha recordado a un "Don Quijote o un Cristo" porque estaba "encorvado y desnudo y estaba extremadamente delgado". Además, los sanitarios han añadido que "no estaba deshidratado, pero si malnutrido".

El hombre y la mujer se han defendido diciendo que Carlos podía salir de la habitación siempre que quisiera. Según ellos, cuando llegó la policía, la víctima se asustó, salió corriendo y se encerró en la sala.

Nadie sabía nada

Carlos fue incapacitado judicialmente en el 2004 por sus hermanos y cobraba una pensión de 1.000 euros, que gestionaban los detenidos. Según fuentes policiales, este dinero podría ser la causa por la cual cerraron al hermano.

Pensaban que estaba en un centro psiquiátrico

Ninguno de los vecinos del barrio sospecharon nada de su situación, ya que pensaban que el hombre estaba en un centro psiquiátrico, según informa ABC. La Administración tampoco sabía nada de este caso, aunque la víctima, por su incapacidad, tendría que tener un tutor legal que lo supervisase.

Ahora, se lleva a cabo el juicio contra los dos hermanos, que se enfrentan a un delito contra la integridad moral, detención ilegal y apropiación indebida.