Florín Leonte no se anda con rodeos. La última vez que este vecino de Vélez-Málaga (Málaga) de 38 años habló con su hermana Dana fue el pasado 12 de junio, el mismo día en que la joven rumana de 31 años desapareció sin dejar rastro. Ambos llevaban más de una década viviendo en España y pese a no mantener contacto directo frecuentemente, siempre sabían que el otro estaba bien. Cuando Sergio ―el novio de la mujer y principal sospechoso― le contó a Florín que no encontraba a su hermana, él no le dio demasiada importancia. "Al principio pensé que se había ido con otro, pero al cabo de unos días me di cuenta de que algo iba mal", asegura.

Tras más de tres semanas en paradero desconocido, Florín ha perdido la esperanza de encontrar a Dana con vida. "Mi hermana está muerta. Los primeros días lo pasamos peor, pero ahora solo queremos que esto acabe", afirma el hombre con una seguridad implacable, mientras la policía sigue peinando los cerca de 27 kilómetros cuadrados que comprenden el término municipal de Arenas, donde vivía la mujer con su pareja.

Sin sentido

A la espera de que los investigadores encuentren algún indicio o rastro que los lleve hasta el paradero de Dana, su hermano sigue apuntando a Sergio como principal sospechoso. Para Florín, existen demasiadas incongruencias en las diferentes declaraciones del novio de su hermana desde que la Guardia Civil empezó a buscar a la joven rumana. "¿Por qué denunció la desaparición si ella le había dicho que se iba a Rumanía?", se pregunta el hombre, en referencia a una llamada que habría recibido Sergio en la que Dana le contaba su decisión de abandonar España.

Dana desaparecida Malaga Anton Rosa

Pero este no es el único motivo que hace que Florín desconfíe de la inocencia que ha defendido por activa y por pasiva la pareja de su hermana. Según avanzó El Español y ha podido confirmar El Caso.com, los mensajes amenazantes del prestamista que supuestamente Dana reenvió a Sergio mientras estaba huyendo a su país natal se mandaron desde la casa en Arenas en la que vivía la pareja junto a la pequeña Lucía, de tan solo siete meses. La geolocalización de los móviles de la mujer y de su novio acreditan que los aparatos estaban "muy cerca", concretamente en la misma vivienda, señala Florín.

Manipulación

Esta información sugiere que los mensajes los podría haber enviado el propio Sergio una vez que Dana ya se encontraba desaparecida y refuerza las sospechas que se ciernen sobre el novio de la joven rumana. "Esto está cerca de terminar. Solo espero que si es culpable pague por lo que ha hecho", concluye Florín, que confía en que el curso de la investigación acabe sacando la verdad a la luz.

Cortijos y torrentes

Agentes de la Guardia Civil y efectivos del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) han continuado este jueves por novena jornada consecutiva la búsqueda de la joven a pie, en moto y coche patrulla. El despliegue policial -que se ha centrado en parcelas y cortijos cerrados, así como en caminos y cañadas- ha contado con la colaboración de la Unidad Canina de la Guardia Civil de Sevilla con dos perros, un pastor belga y un sabueso.

Dana desaparecida Malaga Arenas Anton Rosa

Los agentes están ampliando cada vez más el radio de búsqueda para intentar localizar alguna pista en un término municipal de Arenas que tiene una superficie de casi 27 kilómetros cuadrados y los investigadores están invirtiendo todos los medios posibles para aumentar la información y culminar la investigación encontrándola.