La Oficina del Sheriff del Condado de Will (Illinois) ha explicado en un comunicado que un abogado de la familia del Dr. Ulrich Klopfer encontró restos fetales en la casa de un ex médico de una clínica de abortos de Indiana que murió la semana pasada.

Las autoridades encontraron 2.246 restos fetales preservados

 

Las autoridades encontraron 2.246 restos fetales preservados, pero no vieron evidencia de que se realizaran procedimientos médicos en el hogar. La oficina del forense ha tomado posesión de los restos y ha abierto una investigación.

Klopfer, quien murió el 3 de septiembre, trabajaba en una clínica de abortos en South Bend, Indiana, que quedó clausurada después de que el Estado revocara la licencia de la clínica en 2015.

Quejas contra la clínica

El departamento de salud del estado de Indiana había emitido previamente quejas contra la clínica, acusándola de carecer de un registro de pacientes, políticas sobre aborto con medicamentos y un órgano rector para determinar las políticas. La agencia estatal también acusó a la clínica de no documentar a aquellos pacientes que recibían educación obligatoria por lo menos 18 horas antes de un aborto.

Klopfer fue uno de los médicos abortistas más prolíficos de Indiana, con miles de procedimientos realizados en varios condados durante varias décadas, informa South Bend Tribune.

"Estamos horrorizados por el descubrimiento de los restos"

 

Mike Fichter, presidente de 'Indiana Right to Life', ha manifestado que "estamos horrorizados" por el descubrimiento de los restos. Fichter llamó a las autoridades de Indiana para ayudar a determinar si esos restos tienen alguna conexión con las operaciones de aborto en Indiana.

La representante republicana, Jackie Walorski, calificó el descubrimiento de los restos como "repugnante" en un comunicado emitido por su oficina. "Fue responsable de miles de abortos en Indiana y su tratamiento descuidado de restos humanos es un ultraje", ha añadido.

La obligación legal de enterrar o quemar los restos fetales

En mayo, la corte suprema de los Estados Unidos publicó una ley en Indiana que exige el entierro o la cremación de restos fetales después de practicar el aborto. Esa ley fue firmada por el vicepresidente, Mike Pence, en 2016 cuando era gobernador de Indiana, pero fue objeto de desafíos legales.

El Departamento de Salud del Estado de Indiana, que supervisa la regulación de las clínicas de aborto, ha integrado las disposiciones de esa ley en el proceso de licencia existente de la agencia. Antes del fallo, las clínicas de Indiana pueden entregar los restos fetales a los procesadores que manejan la extracción de tejidos humanos u otro material médico por incineración.