Los cuerpos sin vida de dos personas han sido localizados en el pozo de una empresa de Valladolid. El hallazgo se produjo durante la tarde del viernes y, según las primeras informaciones, los cadáveres corresponden a dos trabajadores de una fábrica de piensos que se habrían precipitado accidentalmente al interior de una fosa séptica ubicada en el Camino Viejo de Simancas. El agujero en el que han sido encontrados los cuerpos tiene unos 50 centímetros de diámetro y cuatro metros de profundidad.

Resbalón

El suceso se ha producido sobre las 20.14 horas de la tarde de este viernes y, según la información publicada por diarios locales, las víctimas son dos trabajadores de 58 y 48 años. La investigación apunta a que uno de ellos -el encargado de mantenimiento de la empresa- perdía la vida al resbalar mientras limpiaba el pozo y el segundo, un camionero, moría por los gases al intentar rescatarlo

La fosa séptica a la que se precipitaron tiene unos 50 centímetros de diámetro y cuatro metros de profundidad. Hasta el lugar de los hechos se desplazaron efectivos de Protección Civil, Bomberos de Valladolid, Cuerpo Nacional de Policía, Policía Local y una UVI móvil. Según informan fuentes del Servicio de Emergencias 112, en un primer momento efectivos de los bomberos de Valladolid trataron de recuperar el cuerpo de una persona, aunque finalmente fueron extraídos dos cuerpos.