Una vecina que paseaba por un descampado en Vigo encontró el cadáver decapitado de un vecino de 37 años.

Al parecer, el hombre tenía que haber ido el miércoles por la mañana a trabajar a su puesto de empleo en una industria auxiliar de automoción. En vez de eso, condujo hasta un sitio aislado de Navia, cerca de un colegio, y se quitó la vida.

Fuentes policiales han confirmado que la cabeza estaba seccionada casi al completo

 

Fuentes policiales han confirmado que la cabeza estaba seccionada casi al completo desde la nuca y el cuerpo se encontraba dentro del vehículo del fallecido. Junto a este, una motosierra.

La Policía no ha encontrado signos de forcejeo, por lo que ha determinado que se suicidó. Según la familia, tenía problemas de depresión. La Voz de Galicia informa de que los agentes que han llevado el caso están horrorizados y los expertos califican el método usado de “poco habitual”.