Dianne Travers Gustafson, de 68 años, ha ido al médico porque tenía el ojo muy irritado y ha descubierto que tenía un gusano parasitario dentro. Es la segunda persona infectada en poco tiempo, y eso podría indicar que se trata de un caso emergente en los EE.UU.

Los hechos pasaron en California, en febrero del 2018. Mientras la mujer corría por un camino, se topó con un enjambre de moscas que le irritaron el ojo y le pusieron una una larva de gusano en el globo derecho.

Cuatro gusanos y sin diagnóstico

Gustafson descubrió que tenía un gusano en el ojo un mes después, cuando se le irritó y descubrió el parásito de 1,27 centímetros.

Se lavó y fregó con agua, y vio, horrorizada, que tenía otro gusano. Al día siguiente fue al oftalmólogo, y el especialista le encontró un tercer gusano.

Unas semanas después, continuaba con la irritación e inflamación ocular, por lo que fue al médico, que no le detectó nada. Pero unos días después se sacó otro gusano del ojo. Este fue el último parásito que se encontró.

Las moscas ponen las larvas en el ojo

Según explica Richard Bradbury, autor del informe Clinical Infectious Diseases, la mosca "expulsa las larvas sobre la superficie del ojo mientras se alimenta de secreciones lacrimales". Estos insectos no tardan nada en hacerlo, sólo unos segundos.

Centrándose en el caso de Gustafson, el especialista asegura que "normalmente, la gente asusta a las moscas de sus ojos antes de que puedan hacer eso, pero en este caso la paciente se topó con tantas que no pudo evitar que una expulsara una larva".

Segunda paciente

Bradbury asegura que la larva es de la especie Thelazia Gulosa, conocida como el gusano del ojo de ganado (porque normalmente afecta a los animales). Para que las larvas se conviertan en adultas, tienen que ser nuevamente atrapadas por una mosca de la cara y depositadas otra vez en los ojos.

La primera paciente con estos gusanos en el ojo fue una mujer de Oregón, que el año 2016 llegó a tener 14. El hecho de que haya pasado tan poco tiempo entre los dos casos hace sospechar a los médicos que las infecciones con Thelazia Gulosa podrían haberse vuelto una tendencia establecida, aunque relativamente rara, informa Telecinco.