Un periodista ha denunciado una agresión homófoba que sufrió el pasado viernes en Barcelona. Según ha explicado a través de las redes sociales Arnau Martínez, él y su pareja estaban sentados en un banco en el barrio del Gorg cuando un grupo de personas empezó a pasar por delante e insultarlos.

Cansados de las "humillaciones", ellos contestaron con ironía y los individuos se fueron y regresaron con el doble de personas y siguieron increpándolos para intimidarlos. El ambiente se fue caldeando hasta que comenzaron a propinarles patadas y hasta los amenazaron con una navaja, por lo que se refugiaron en un bar hasta la llegada de la policía.

Patadas y navaja

Según el relato de Martínez recogido por 20 minutos, el periodista y su pareja fueron agredidos por no querer soportar las vejaciones a las que unas seis personas les estaba sometiendo. El incidente ocurrió la noche del viernes pasado y lo que empezó como los insultos de un grupo reducido de individuos acabó con media docena de personas rodeándoles e increpándoles.

La actitud de rechazo y la respuesta de que no tenían por qué "soportar este tipo de insultos", fueron el detonante que propició que los agresores empezaran a pegarles patadas y hasta les amenazaron con una navaja.

En un momento de descuido de sus agresores, Martínez y su compañero lograron zafarse y resguardarse en un bar hasta la llegada de los Mossos d'Esquadra. El periodista ha denunciado en su mensaje que la policía solo "se limitó a acompañarnos al metro" y ha puesto de manifiesto que el colectivo LGTBI no va seguro por la calle y sigue sufriendo discriminaciones a diario, algo que es fruto de la falta de "protocolos de actuación claros y efectivos frente las agresiones".