Decenas de personas han visto cómo Khaseen Morris, un joven de 16 años, ha muerto apuñalado en Nueva York y, en vez de ayudarlo, se pusieron a grabar en vídeo y lo compartieron en las redes sociales.

Khaseen y su amigo, de 17, se vieron envueltos en una pelea enfrente de una pizzería en Manhattan. La víctima mortal fue apuñalada en el pecho y a su amigo le rompieron el brazo y presenta heridas en la cabeza, informa NBC.

El teniente Stephen Fitzpatrick ha explicado que la riña se inició por saber con quién estaba saliendo una chica. Al menos 60 jóvenes se reunieron en el lugar de los hechos para ver la trifulca y, alguno de ellos, la grabó.

La riña se inició por saber con quién estaba saliendo una chica

 

“Los chicos estuvieron presenciándolo todo y no ayudaron a Khaseen. Grabaron su muerte en vez de apoyarlo”, ha lamentado Fitzpatrick.

Según el citado medio, el joven acompañó a una chica en una fiesta y ese acto le costó la vida. La joven le habría contado a su exnovio que otro joven la había acompañado para darle celos, lo que acabó en una riña entre ambos chicos.

Aunque por el momento no se ha producido ninguna detención, la Policía está confiada en resolver el caso. “Sabemos a quién estamos buscando”, ha asegurado el detective Vicent García.