Una mujer ha quedado en libertad después de ser denunciada por grabarse dando golpes a su hija de dos años con el objetivo de hacer daño a su ex, que también es el padre de la menor y que está en la cárcel. Así lo ha reconocido ella misma ante la policía, según explica Tele13.

La niña vive ahora con su abuela paterna

La detención de la madre se produjo después que se viralizara el vídeo que ella misma grabó en el que se la ve abofetear a su hija en repetidas ocasiones, cogiéndola del pelo y dándole diversos golpes.

Las autoridades han abierto una investigación por los hechos. Mientras dure el proceso contra la mujer, las autoridades han decidido que la niña se quede, de momento, en casa de la abuela paterna.