Se llama Georgina Pantano y tiene 34 años. Esta chica sufre una enfermedad rara que le provoca un endurecimiento de la piel. Eso le afecta a otros órganos de los cuerpo, hecho que le dificulta su día a día. Tiene dificultades para hacer tareas como lavarse los dientes, caminar o incluso respirar.

La enfermedad provoca dolores, problemas respiratorios y úlceras con pus en la piel

La mujer, que es de nacionalidad británica, notó los primeros síntomas de la enfermedad cuando tenía 27 años. En aquel momento acostumbraba a tener las manos frías hasta el punto que se le ponían azules. También tenía dolor intenso en las muñecas, en los antebrazos y en las caderas. Al poco tiempo también empezó a tener problemas respiratorios, la piel se le volvió roja y tuvo úlceras llenas de pus en los dedos, según explica Metro.

Los médicos hasta aquel momento no supieron identificar los síntomas que sufría con la enfermedad. Fue en Polonia cuando le dijeron que sufría esclerodermia y que se había extendido por los pulmones y el esófago. Los médicos le recomendaron quimioterapia cada tres semanas durante un año. Allí estuvo durante todo el proceso.

Ahora, ya se encuentra mucho mejor. Tiene que tomar medicamentos todos los días y se somete a revisiones regulares en el hospital. La mujer ha querido hacer público su caso para crear conciencia de esta enfermedad rara.