Un hombre de 46 años y nacionalidad española ha sido detenido por la Policía Nacional por haber simulado un fraude con la tarjeta de su empresa.

Los hechos han pasado a Fuengirola, Málaga. El hombre se ha gastado 3.140 euros en un prostíbulo con la tarjeta corporativa, y ha fingido que le habían robado para justificar el gasto.

Ha puesto él mismo la denuncia

La policía empezó a investigar los hechos después de que el hombre denunciara que había sido víctima de un uso fraudulento de la tarjeta que le dio su empresa.

Según dijo él mismo a las autoridades, terceras personas habían hecho cargos en su nombre de 3.140 euros.

Lo han pillado

Los agentes, después de investigar el suceso, han podido comprobar que el denunciante no ha sido víctima de ningún robo y que ha intentado cometer un fraude para justificar los cargos bancarios del prostíbulo, que él mismo hizo.

Finalmente, la policía lo ha detenido, por su presunta responsabilidad en un delito de simulación de delito. El hombre ha pasado a disposición del Juzgado de Instrucción número Dos de Fuengirola.