El pene de un hombre se pudrió después de que se inyectase vaselina para tratar de agrandar su miembro. El afectado se presentó al hospital sintiéndose mal y sufriendo picazón en su pene durante cinco días. El eje del miembro estaba 'muy deformado' debido a la gangrena, con carne podrida y acumulación de pus.

El miembro tenía carne podrida y acumulación de pus

 

El hombre fue operado de urgencia y tuvo que someterse a dos operaciones más para salvar los restos de sus genitales. Después de múltiples injertos de piel, el hombre de 45 años pudo regresar a casa un mes después, informa Daily Mail.

El Dr. Amer Amin, del hospital St Vincent's de Sydney, publicó la historia en la revista Urology Case Reports. En el artículo explica haber atendido al hombre en cuestión y haber tratado su pene, que tenía una acumulación severa de líquidos y parches de carne podrida visible. Fue diagnosticado con la 'gangrena de Fournier', un insecto carnívoro que amenaza la vida y que progresa rápidamente en los genitales.

¿Qué es la 'gangrena de Fournier'?

Se trata de una infección potencialmente mortal que hace que la piel y los tejidos de los genitales se pudran. Originalmente fue detectado por Baurienne en 1764 y por Fournier en 1883 como una gangrena que progresa rápidamente en el área del perineo tanto en hombres como en mujeres.

Por lo general, se presenta en pacientes inmunocomprometidos y con sobrepeso, en particular los diabéticos. El dolor y la fiebre son los síntomas principales. El diagnóstico rápido y el tratamiento inmediato son clave debido a la rapidez con que la infección puede progresar.