Tres adolescentes de entre 14 y 17 años están acusados de haber abusado de una chica de 14 años a Gandía, en Valencia. Todo apunta que los jóvenes, de los que dos son hermanos, habrían aprovechado que la chica iba bebida para obligarla a mantener relaciones sexuales con todos tres. La policía los ha detenido.

Este nuevo caso de abusos sexuales pasó la madrugada del sábado en los alrededores de una zona de ocio de Gandía, en un parque donde la chica había participado en un botellón con otras personas. Aprovechando que la chica iba bebida, los presuntos agresores la guiaron ninguno una parte más oscura y reservada del parque, y uno de ellos la obligó a hacerle una felación, según Onda Naranja. Los tres jóvenes, individualmente o en grupo, fueron pasando por el mismo rincón apartado del parque y supuestamente la obligaron a mantener relaciones sexuales, en un caso que recuerda el de la Mandada de Pamplona.

La policía detuvo a los tres jóvenes en el instituto, mientras daban clase

Una vez los jóvenes la dejaron sola, la menor envió un mensaje a su padre avisando del qué le había pasado. Poco después, la Policía Nacional encontró a la víctima en casa de unas amigas, donde había ido a ducharse y recuperarse del susto. El padre y los agentes la llevaron al Hospital Francesc de Borja de Gandía para que lo atendieran y para que los médicos certificaran los hechos.

Después de una investigación, la policía ha acabado deteniendo a los supuestos agresores. Lo hicieron el lunes a su instituto, cuando estaban en plena clase. Los tres están investigados por un delito de abuso sexual, porque la chica tiene menos de 16 años, la edad de consentimiento en el estado. Podrían pasar hasta seis años en la prisión.