Una historia que ha dejado boquiabiertos a los habitantes de Hornillos de Eresma (Valladolid). Esperaban que se celebrara el funeral de Jesús Ángel Revueltas, un vecino de 59 años. Pero el servicio ha acabado en polémica cuando han descubierto que no conocían al muerto.

Los hechos han pasado este sábado a la Iglesia de San Miguel Arcángel de la localidad mencionada. El acto estaba previsto a las 13.30 horas, pero se ha aplazado cuando un familiar ha abierto el ataúd y no ha encontrado el cuerpo que esperaba.

Un cuerpo equivocado

Todos los asistentes estaban en la iglesia. El coro, el organista y el rector, preparados para hacer la misa. El hermano del muerto ha abierto el ataúd para darle un último adiós, pero ha descubierto con sorpresa y conmoción que no era su familiar, informa El Comercio.

Error de la funeraria

Después de encontrar a un muerto que no era el suyo, el hermano de Jesús Ángel ha llamado a la funeraria de Olmedo, donde se ha dado la confusión.

El personal de la funeraria ha encontrado el cuerpo del hombre en Oviedo (Asturias), y han tenido que interrumpir el otro funeral y avisar a la segunda familia implicada en el accidente para intercambiar los ataúdes.