La Ertzaintza trabaja para dar cumplimiento a un oficio judicial "de localización" de dos de los investigados por la violación grupal a una joven de 18 años el pasado 1 de agosto en el parque Etxebarria de Bilbao que no han cumplido con las medidas cautelares que les impuso el juez. No han ido a firmar cuando lo tenían que hacer y el juez ha pedido a la policía que los busque para llevarlos ante la justicia.

Cinco de los seis jóvenes investigados, todos magrebíes, se encuentran en libertad con medidas cautelares, que les obligan a comparecer periódicamente ante las autoridades.

Solo uno a prisión

El sexto permanece en prisión y es el único de los acusados cuya participación en la agresión ha confirmado la prueba de ADN llevada a cabo.

Según ha explicado el juez decano de Bilbao, Aner Uriarte, algunos de los investigados en libertad no fueron "a firmar" un día que debían hacerlo para cumplir con las medidas cautelares establecidas, al parecer, el pasado fin de semana.

Intentar localizar algunos de los acusados

Ante ello, el juzgado ha pedido a la Ertzaintza un informe sobre la localización de estas personas que forman parte de la conocida como "La Manada de Bilbao".

Fuentes del departamento de Seguridad han confirmado que la Ertzaintza ha recibido un oficio judicial "de localización" de algunos de los investigados y han señalado que la policía vasca trabaja en ello.

Errores en la identificación

Los cinco investigados citados quedaron en libertad con medidas cautelares después de que las cámaras de seguridad situaran a dos de ellos en otro lugar de Bilbao en el momento de la violación y de los errores de la víctima en las ruedas de identificación.