Varios frascos con lenguas y otros restos humanos fueron hallados el lunes por un inspector inmobiliario en el sótano de una casa de Gainesville, norte de Florida (EE.UU.), presuntamente olvidados por un médico investigador de la Universidad de Florida (UF), enclavada en la misma ciudad.

Los restos, que estaban bien conservados, datan de la década de 1960, según el digital First Coast News. El hecho se dio a conocer cuando un inspector de viviendas que realizaba cálculos de reparaciones encontró al menos seis frascos con restos humanos.

Los restos, que están bien conservados, datan de la década de 1960

 

Los frascos contenían lenguas y tejido tiroideo, supuestamente guardados en su antigua propiedad por el doctor Ronald Baughman, un patólogo que al parecer, y al mudarse de domicilio hace varios años, los dejó olvidados.

El medio cita al portavoz de la policía de Gainesville, Jorge Campos, quien explica por qué los restos pueden haber sido almacenados debajo de la casa. "Era un área genial para preservar las cosas, pero con el trabajo que (Baughman) estaba haciendo en la UF, nunca lo logró y olvidó que estaban debajo de la casa", explicó el portavoz.

Los frascos contenían lenguas y tejido tiroideo

 

La exesposa de Baughman, que aún es propietaria de la casa, confirmó a la policía que su exmarido era un patólogo que investigaba en la UF. La policía ha llevado los restos a la oficina del médico forense para verificar de qué época datan y confirmar que pertenecen a Baughman.

"Han sido comunicativos desde el primer momento. Por eso en nuestra investigación preliminar no encontramos nada criminal, solo necesitamos verificar todo", dijo Campos. Las autoridades afirman que no es raro encontrar restos humanos o de animales tratándose de una zona "muy dada" a la investigación.