Alarma en el pueblo de Villanueva de Gállego, en Zaragoza, por un misterioso francotirador que hirió este lunes por la tarde a un hombre que paseaba con su perro por un parque de la localidad. La víctima recibió un balazo en la rodilla y tuvo que ser operado de urgencia. Ahora la Guardia Civil investiga los hechos y busca al supuesto francotirador.

Los hechos pasaron este lunes, poco antes de las cinco de la tarde, en el parque de San Jorge de Villanueva. La víctima escuchó un gran estruendo y, poco después, se vio la herida en la pierna, según explican fuentes municipales al Heraldo de Aragón.

Los primeros policías que llegaron al lugar pensaban que se trataba de un disparo de una escopeta de postas o balines, porque la herida parecía poco importante. Fue en urgencias donde vieron que el impacto era de bala, probablemente del calibre 22, muy utilizada en el tiro deportivo. La víctima fue operada de urgencia para retirarle el proyectil.

Un pueblo "tranquilo" y una víctima "nada conflictiva"

El alcalde destaca que el pueblo es tranquilo y que nunca había pasado algo parecido. La policía local ya está interrogando a todas las personas con permiso de armas del municipio para aclarar las circunstancias y mantiene una vigilancia intensa en el parque donde sucedieron los hechos.

La víctima, implicada en la vida deportiva del pueblo y a quien describen como una persona nada conflictiva, evoluciona favorablemente y ya ha recibido el alta.