La pandemia de coronavirus nos ha obligado a cambiar los hábitos, el más evidente es que no podemos salir de casa sin ponernos la mascarilla, tal como obligan, o recomiendan, las autoridades de cada país como una de las medidas para evitar la propagación del virus.

Gran variedad de mascarillas

Cuando empezó la crisis del Covid-19, la inmensa mayoría de la gente llevaba las mascarillas quirúrgicas o las higiénicas (si las encontraba), pero a medida que fueron pasando los días, las semanas y los meses, se ha visto una gran variedad de mascarillas, llegando al punto que parece que haya una competición para ver cuál tiene el diseño más original, creativo o incluso surrealista.

Entre las más originales están las mascarillas personalizadas con una fotografía de la cara de la persona que la lleva. Lo que consiguen es que la gente te reconozca por la calle, ya que la mascarilla lleva imprimida nuestra cara encima del tejido. Muy originales, pero que pueden provocar resultados desastrosos, e incluso aterradores.

Mascarillas personalizadas, un peligro

El ejemplo lo tenemos en Cameron Mattis, un joven norteamericano que se compró, muy ilusionado, una mascarilla personalizada con su cara. La sorpresa se la llevó cuando vio el producto: no era exactamente lo que se esperaba.

Cameron Mattis / @cameronmattis

La mascarilla personalizada que se compró Cameron Mattis era un 20% mayor que el tamaño real de su cara / @cameronmattis

Una mascarilla demasiado grande

La mascarilla era demasiado grande, concretamente un 20% más que el tamaño real de su cara. El resultado no puede ser más cómico, él mismo se lo tomó a broma y por no dudó en compartir el desastroso resultado en su cuenta de Twitter.

"La buena noticia es que mi mascarilla personalizada ha llegado, la mala noticia es que me imprimieron la cara un 20% demasiado grande", ha comentado Mattis en su tuit.

La foto es realmente graciosa, aunque el resultado es también horroroso y desastroso, y seguro que ha provocado muchas bromas y sonrisas. Lo que no se esperaba Mattis es que recibiría un montón de respuestas de usuarios a quienes les había pasado lo mismo.

Colección de mascarillas XXL

El resultado es una colección de mascarillas personalizadas con un tamaño XXL y que causan resultados tan divertidos como estos:

Más que una colección de mascarillas mal hechas, lo que parece es un mal remake del clásico de los años 30 Freaks (La parada de los monstruos).