Esta semana se han acabado las tareas de recuperación del Piper PA-34-200 Seneca del Aeroclub de Reus que cayó al mar delante del Delta del Ebre (Tarragona). En el accidente murieron los dos pilotos, dos jóvenes, un conocido tarraconense, Marc Francesch, y David Garcia, un agente de los Mossos d'Esquadra destinado a Cambrils. El avión se perdió al agua hace un mes, cuando volvía de Ibiza y tenía previsto aterrizar en el aeropuerto de Reus.

Este martes se ha podido recuperar el cadáver del agente de los Mossos, David Garcia. Un complicado operativo liderado por Salvamento Marítimo y la Guardia Civil ha permitido llegar hasta los 113 metros de profundidad donde quedó el aparato y recuperar el cadáver del joven.

GEAS - Guardia Civil Tarragona

Dos agentes del GEAS de la Guardia Civil, en el Puerto de Tarragona / ACN

El avión, completamente destrozado

Durante la actuación también se han reflotado los restos de la aeronave, que se encontraba a 113 metros de profundidad, que ha quedado completamente destrozado, según se puede ver en estas imágenes que acompañan esta noticia.

Avioneta Tarragona

Dos agentes de la Guardia Civil analizando el aparato, ya en el Port de Tarragona / Cedida

Los efectivos de rescate se desplegaron en la zona el 13 de noviembre y, después de varios intentos fallidos, este martes han incorporado a los trabajos un robot submarino -ROV Comanche- especializado en rescates de alta complejidad. El utensilio, llegado expresamente desde Galicia, se ha acoplado a la patrullera a Clara Campoamor de Salvamento Marítimo y ha permitido culminar con éxito la compleja operación de rescate del cuerpo del segundo piloto.

A mucha profundidad

El aparato se encontraba sobre un fondo marino arenoso y sin dificultades añadidas, pero el gran handicap de la actuación ha sido la gran profundidad a la cual han tenido que trabajar los submarinistas.

Avion Tarragona Dos

Restos del avión hundido en el mar delante del Ebre; en el Puerto de Tarragona / Cedida

Además, el mal tiempo obligó a interrumpir el dispositivo viernes pasado. Finalmente, los trabajos se han podido reanudar con la participación del fuselaje de Salvamento Marítimo y del robot submarino ROV Comanche, que está equipado con sónares, cámaras de alta definición y brazos manipuladores.

Avioneta Tarragona - Guardia Civil

Momento de la retirada del avión del mar, delante del Delta de l'Ebre / Cedida

Investigación abierta

Las diligencias están tuteladas por el juzgado de instrucción número 1 de Amposta (Tarragona), que es competente atendida la zona donde se encontraron los restos del aparato. La Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil será la encargada de determinar las causas técnicas del siniestro.