Un profesor de 51 años ha sido detenido después de que lo pillaran in fraganti grabando vídeos y haciendo fotografías de mujeres en topless y de niños en la playa a Nigrán, en Pontevedra. El flash de la cámara lo delató.

Los hechos pasaron la semana pasada en la playa de Patos, en Nigrán. Un bañista sospechó de unos flashes que veía a pocos metros de su toalla, y, después de mantenerse atento, detectó que las luces se disparaban cada vez que pasaba una mujer en topless por delante, según recoge el Faro de Vigo.

Una cámara oculta en una caja de zapatos

El bañista llamó a la policía y paró al hombre que, según la denuncia, había captado las imágenes. Al registrar al hombre, un profesor universitario de 51 años y natural de Burgos, los agentes le encontraron encima una caja de zapatos con un agujero donde escondía una cámara.

La policía inspeccionó la cámara y vio las imágenes de al menos cuatro mujeres diferentes con los pechos en el aire. Los agentes las buscaron por la playa y las avisaron: tres de ellas decidieron denunciar al hombre.

Decenas de fotos de niños

En la cámara también encontraron decenas de imágenes de niños, hechas tanto el mismo día como en días anteriores. Todas las había hecho en espacios públicos, tanto en la playa como en parques infantiles.

Ante estos descubrimientos, la policía registró también el coche del individuo y le requisaron otra cámara y dos tarjetas más de memoria que tenía en el maletero. Todo este material fue entregado a la Guardia Civil, que se ha hecho cargo de la investigación.