Fiesta ilegal en una discoteca de Lleida. Aunque la comarcas del Pla de Lleida ya estaban en fase 1 de esta desescalada de la pandemia por coronavirus, los encuentros de más de diez personas no están permitidos.

Este fin de semana la Guardia Urbana de Lleida ha denunciado a los propietarios de la discoteca Biloba, en el polígono Neoparco de la capital, por haber organizado una fiesta privada con 26 personas como mínimo.

Fiesta ilegal en Lleida

Según ha informado el cuerpo policial, en torno a las diez de la noche fueron avisados por una persona de que al interior de la discoteca, que está cerrada, sonaba música y que habían visto entrar gente. Cuando la policía accedió al local se encontraron un grupo de 26 personas con que estaban celebrando una fiesta privada, es decir, sin acceso de público y que habían sido convocadas por los propietarios de la discoteca.

Sanción a la discoteca Biloba de Lleida

La policía de la ciudad echó a las personas que estaban en el local y levantaron acta, una denuncia por haber incumplido el real decreto de estado de alarma que podría acabar con una multa de 10.000 euros, que es lo que marca la ley para organizar fiestas como esta, ilegal, durante estas fases del desconfinamiento.

En la fase 1, donde se encuentra Lleida, los encuentros son de máximo diez personas. Cuando pasen a la fase 2, los encuentros serán de máximo quince personas. No es la primera vez que esta discoteca tiene problemas con sanciones por varias irregularidades, todo y que todas de antes de esta crisis sanitaria.