Una familia ha muerto después de ser picados por una garrapata. Los fallecidos son un bebé de pocos meses y sus padres, quienes sufrieron complicaciones derivadas de una infección provocada por la picadura del insecto.

La única persona de la familia que se mantiene con vida es la abuela, de 72 años

Los hechos han pasado en el estado mexicano de Durango. Los primeros síntomas de las víctimas fueron dolores y fiebre muy alta, pero cuando llegaron al hospital los médicos ya no pudieron hacer nada para salvarles la vida. La primera víctima fue la madre de 31 años, que falleció el 12 de septiembre, horas después de su ingreso hospitalario. La niña murió 15 días después, y el padre domingo pasado.

El centro médico ha explicado que la familia había sido contagiada por una bacteria que se llama Rickettsia y que se transmite por la mordedura de una garrapata.

La única persona de la familia que se mantiene con vida es la abuela de 72 años, que sigue ingresada en el hospital con los mismos síntomas y pronóstico reservado.