Tres personas, dos de ellas menores, han resultado intoxicadas este sábado en una vivienda de Sevilla por los gases tóxicos procedentes del calentador de agua de gas. La causa de este incidente, que podría haber sido trágico, ha sido la obstrucción de la salida de humos por culpa de un nido de pájaros.

Los hechos pasaron el sábado, sobre el mediodía, en una vivienda del barrio de San Jerónimo de la capital andaluza. Tal y como ha informado el servicio de Emergencias del Ayuntamiento de Sevilla, el propietario del piso se dio cuenta de que sus hijas, de 7 y 17 años, se habían desmayado después de quejarse de un fuerte dolor de cabeza.

El padre se dio cuenta de que sus hijas se habían desmayado después de quejarse de un fuerte dolor de cabeza

El padre, de 49 años, tuvo tiempo de avisar a una tercera hija, así como a los servicios de emergencia que fueron al domicilio inmediatamente. Los sanitarios se encontraron al hombre en el rellano del piso al lado de la niña de siete años, mientras que la de diecisiete estaba inconsciente dentro de la vivienda.

El equipo de emergencias pudo reanimar a las dos hijas, que posteriormente fueron trasladadas al hospital junto con su padre. La chica de 17 años está en estado grave ya que acumuló un nivel de concentración de gases casi letal.

Por su parte, los bomberos pudieron comprobar que la causa de la acumulación de monóxido de carbono en el interior de la vivienda fue la obstrucción de los conductos de extracción de gases del calentador, ya que en el interior del tubo uno pájaros habían hecho un nido que había bloqueado la salida de gases.