Las tecnologías ayudan a hacer muchas cosas, incluso, a hacer enfadar a padres y madres. Es el nuevo reto viral que está corriendo como la pólvora: gracias a la realidad aumentada que proporciona Instagram, los jóvenes "colocan" un falso perro en cualquier lugar de casa y envían la foto a sus padres.

La reacción de los padres a la broma de sus hijos puede ser de muchas maneras. Algunos se vuelven locos y amenazan a sus hijos para hacer que rápidamente saquen al perro de casa.

Las reacciones se han hecho virales en las redes sociales. Los jóvenes engañan a sus padres, les envían la fotografía por WhatsApp y después publican las respuestas de sus padres.

Pulgas o un castigo

"¿Saca al perro de casa, y si tiene pulgas?" es una de las reacciones. "Si llego a casa y todavía está el perro, estarás una semana sin salir", una de las otras reacción-amenaza de uno de los padres de uno de los jóvenes que han hecho aparecer un perro (de mentira) en su casa.