Un extraño incidente tuvo lugar el martes por la noche en Tremp (Lleida) cuando un tractor sin conductor se puso en marcha e irrumpió en un colegio. El vehículo recorrió unos veinte metros, rompió la valla del colegio Valldeflors y acabó en medio del patio, informa el diario Segre.

En un primer momento, se pensó que se trataba de un acto vandálico pero, finalmente, se ha descubierto que se puso en marcha por un cortocircuito, ya que la cabina estaba cerrada y las llaves no estaban puestas.

Los vecinos tuvieron que romper el cristal para poder entrar en la cabina y apagar el motor

 

Los Mossos d'Esquadra han explicado que el tractor estaba estacionado al lado de un taller en el cual había sido reparado y, a causa de un cortocircuito, se puso en marcha. El vehículo tenía puesta la marcha atrás, subió a la acera, rompió la verja del centro y acabó chocando con una jardinera del patio.

Vecinos que vieron qué estaba pasando, tuvieron que romper el cristal para poder entrar en la cabina y apagar el motor, informan los agentes.