Una joven de 14 años de Kazajistán ha muerto después de que su móvil explotara mientras dormía. Alua Asetkyzy Abzalbek se fue a la cama escuchando música mientras su teléfono estaba conectado a la corriente. Por lo que parece, la batería del teléfono explotó y fue encontrada muerta por la mañana. 

Se cree que sufrió heridas graves en la cabeza a consecuencia del estallido y que murió de inmediato. Cuando los familiares, devastados, llamaron a urgencias, los sanitarios solo pudieron confirmar el hecho de su muerte.

El móvil explotó después de sobrecalentarse mientras se cargaba

 

Los expertos forenses han determinado que el móvil explotó por la mañana después de sobrecalentarse mientras se cargaba, según Daily Mail. Su muerte ha sido descrita como un "trágico accidente".

La marca del teléfono inteligente no ha sido revelada. "Todavía no puedo creerlo. Fuiste la mejor. Hemos estado juntas desde la infancia. Es muy difícil para mí estar sin ti. Te extraño tanto", escribió la mejor amigo de Alua, Ayazhan Dolasheva, de 15 años.