Un incendio en uno de los dos únicos centros del mundo que guardan muestras de ébola y de viruela ha hecho saltar las alarmas. El fuego ha estado causado por una explosión de gas que ha tenido lugar en una de las salas del Centro Científico Estatal de Virología y Biotecnología de Rusia (Vector) y ha dejado a una persona herida con quemaduras de tercer grado. Las primeras indagaciones apuntan a que el incidente se produjo durante los trabajos de reparación que se están llevando a cabo en la quinta planta del edificio, cuya estructura no ha sufrido daños.

Armas biológicas

Según informa The Guardian, estas instalaciones situadas en la población rusa de Koltsovo son el principal centro de investigación de enfermedades del país soviético y fueron el escenario de estudios sobre armas biológicas en el pasado. Actualmente, Vector es uno de los dos lugares en los que se almacenan muestras de viruela, junto con el laboratorio de alta seguridad del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, situado en Atlanta.

El fuego -que ya ha podido ser extinguido- se ha originado a raíz de una explosión de gas y se ha expandido a través del sistema de ventilación del edificio, afectando a un total de 30 metros cuadrados de superficie y rompiendo los cristales de algunas ventanas del centro. Un trabajador ha resultado herido a causa de las llamas y ha sido atendido por quemaduras de tercer grado.

Peligro

“No se estaba desarrollando ningún trabajo con materiales biológicos en el edificio”, ha informado el laboratorio en un comunicado recogido por La Vanguardia. Antes, las autoridades ya se habían apresurado a confirmar que no se había producido ningún tipo de riesgo para la población ya que en ese momento no había sustancias peligrosas que pudieran haberse visto afectadas por la explosión de gas o el fuego posterior.