¡Les tenían que poner la vacuna de la gripe pero se han equivocado y les han inyectado insulina! Diez personas han sido hospitalizadas después de este gravísimo error.

La confusión puso en peligro la vida de las 10 personas que han caído desmayadas al suelo

Ha pasado en un Centro de Atención de Oklahoma. Ocho de los pacientes son residentes de un centro para personas con discapacidad intelectual. Los otros dos son trabajadores de este centro. Bomberos y personal sanitario de emergencia han atendido a las diez personas después de recibir una llamada de este centro de pacientes alertando de que se habían desmayado y de que estaban inconscientes en el suelo. La confusión puso en peligro la vida de estas diez personas.

La persona que les inyectó la insulina es un farmacéutico considerado un experimentado profesional. La mayoría de los pacientes no han podido explicar los síntomas que sufrían después de recibir la inyección porque tienen discapacidades que les impiden hablar.

Las diez personas afectadas por el error han sido trasladadas al Hospital Jane Phillips en Bartlesville donde siguen ingresados, según ha informado al Departamento de Policía de la zona de Bartlesville. El proceso de recuperación puede ser largo debido a la acción prolongada de la insulina en el cuerpo. La policía también ha querido subrayar que la atención del equipo sanitario ha sido excepcional.

El jefe de la policía, Tracy Roles, no recuerda "haber visto una desgracia médica de esta magnitud" pero destaca que "podía haber sido mucho peor, sin minimizar lo que ha pasado pero podía haber sido muy trágico". Los hechos se siguen investigando.