Esmeralda González, de 24 años, desapareció el 31 de mayo después de que su hermano denunciara que su casa de Las Vegas fue saqueada y no había rastro de ella.

Cinco meses después, su cuerpo ha sido encontrado en una caja de madera abandonada en el desierto de Nevada. Su vecino, Christopher Prestipino, de 45 años, ha sido arrestado y se enfrenta a cargos por asesinato, secuestro y conspiración.

Los investigadores creen que fue envenenada con limpiador de piscinas

 

Los fiscales creen que el hombre ocultó el cadáver de Esmeralda después de estrangularla en su casa. La policía también baraja la posibilidad de que la tuviera secuestrada un tiempo antes de matarla.

"Creemos que Prestipino le habría dado metanfetamina antes de ligarla a los pies de la cama", ha dicho la fiscal general adjunto del distrito, Pamela Weckerly. Los investigadores también creen que más tarde fue envenenada con limpiador de piscinas para después estrangularla, informa The Sun.

El agresor habría huido a Belice, pero regresó a Las Vegas el viernes pasado, cuando fue arrestado. Su novia, de 31 años, habría sido cómplice y se enfrenta a los cargos de ocultación del crimen y de cooperación con el asesino.

agresor

Christopher Prestipino, su vecino, se enfrenta a cargos por asesinato, secuestro y conspiración