Un entrenador de equipos infantiles de futbol ha sido detenido por abusar de un niño de siete años en un municipio de l'Horta Nord (Valencia). El arresto de este hombre de 41 años se produjo el pasado 13 de setiembre, un día después de que el sospechoso se negara a acudir a un juicio en el que estaba citado por otro presunto caso de abusos a otro menor de edad en un pub de una localidad de la zona. Según informa el Levante, el acusado se encuentra en libertad con cargos a la espera que celebre la vista y podría enfrentarse a una pena de cuatro años de prisión.

Reincidente

J.M.R. fue arrestado el pasado 13 de setiembre como presunto autor de un delito de abusos sexuales a un niño de siete años. No era la primera vez que le pillaban y le denunciaban por un caso similar. El hombre aprovechaba su condición de entrenador infantil para entablar relación con los menores, aunque los episodios ocurrían siempre fuera del ámbito deportivo. En mayo del 2018, la Policía Judicial de la Guardia Civil de Moncada le detuvo por abusar presuntamente de un pequeño de once años en un pub de un municipio valenciano, informa el mismo medio.

El juicio por este caso se iba a celebrar el 12 de septiembre, pero el acusado no se presentó en los juzgados, pese a que las dos partes habían llegado a un acuerdo de conformidad. Un día después, el entrenador era detenido y el juez de guardia de Moncada acordaba su libertad con cargos tras prestar declaración. El fiscal pide para el hombre una pena de cuatro de años prisión por un delito de abusos sexuales a menor de edad.

En las rodillas

La víctima del primer episodio de abusos denunciado explicó en su declaración que el incidente se produjo cuando él tenía once años. Los dos se conocían porque el acusado era entrenador de uno de sus amigos. Un día en un pub de un municipio de de l'Horta Nord, el hombre le pidió que se sentara en sus rodillas y le realizó tocamientos por debajo del pantalón, recoge el mismo medio.