Polémica en Francia por el uso que se está haciendo de las vacas que hay en un centro de investigación en la región de la Sarthe. Las vacas que hay en esta granja tienen agujeros en la barriga de unos 15 centímetros de diámetro. El motivo es poder estudiar las digestiones.

Forats vaques

Imagen de las seis vacas de la granja de la región de la Sarthe (Francia) / You Tube

En las imágenes, que ha difundido y denunciado la asociación animalista francesa L214, se puede ver cómo los trabajadores ponen la mano dentro del agujero, creado en el estómago de la vaca, para coger muestras de comida y poder estudiar después la digestión que hacen los animales. El objetivo del estudio es conseguir una disminución del uso de antibióticos y de las emisiones de metano y nitratos.

La versión de la granja

El grupo Avril, responsable del centro, asegura que este procedimiento está permitido por la reglamentación y tiene la autorización del gobierno francés. Dice también que es necesario para la investigación, que sólo lo han aplicado a seis vacas y aseguran que es un proceso habitual y totalmente controlado. La compañía también ha denunciado la manipulación de las imágenes que ha hecho la asociación animalista con finalidades sensacionalistas.

Agujero vaca

Agujero a través del cual analizan las digestiones de las vacas / You Tube

La visión de los animalistas

La asociación animalista, en cambio, afirma que lo único que se hace en el centro es experimentar y maltratar animales con el objetivo de hacerlos más productivos a través de su dieta. También denuncian las condiciones de vida de los animales que hay en la granja y pronostican que acabarán sufriendo complicaciones como deficiencias cardiacas y pulmonares y trastornos digestivos.