La Policía Nacional ha detenido a un hombre, de 43 años y nacionalidad española, como presunto autor de un intento de abuso sexual a un niño de 15 años. Los dos se conocieron a través de las redes sociales, y el detenido lo convenció para tener un encuentro sexual en un camping de la provincia de Málaga.

Los hechos pasaron el martes día 1 en Jaén. El hombre engañó al niño, y ambos acordaron que se encontrarían para mantener relaciones sexuales.

Lo engañó por Internet

Según fuentes policiales, el hombre conoció al menor de edad a través de una red social y, después de ganar su confianza, pasó a comunicarse con él por medio de otra red social de mensajería instantánea.

A partir de aquí, el detenido convenció al niño para encontrarse con él y, así, mantener relaciones.

Los padres lo descubrieron

Los planes del hombre se vieron frustrados cuando los padres descubrieron qué estaba pasando en la vida de su hijo. La madre vio los mensajes entre los dos y lo denunció todo a la policía.

Los agentes determinaron que el hombre sabía perfectamente que el chico con el que hablaba era menor de edad y, sin embargo, pretendía mantener relaciones sexuales con él.

Había reservado plaza en un camping

El hombre y niño quedaron en un lugar determinado de Jaén, donde el adulto supuestamente lo recogería y, juntos, irían a otro sitio de Málaga para mantener relaciones.

Los agentes de la policía, que tenían conocimiento del plan gracias a la denuncia de los padres del menor, y tenían también su teléfono móvil, pudieron comprobar que el detenido tenía hecha una reserva en un camping próximo a Málaga.

Pillado "in fraganti"

El mismo día 1, los agentes se desplazaron hasta Jaén donde procedieron a la detención del hombre por su presunta responsabilidad en un delito de abuso sexual.

En el operativo le intervinieron su teléfono móvil para analizar su contenido. El arrestado ha pasado a disposición judicial en el Juzgado de Guardia de Detenidos Número 2 de Jaén.