Catherine Jones, una enfermera de 35 años, ha muerto por un cáncer de ovario que se complicó por culpa de una negligencia médica de sus compañeros de trabajo, del Hospital Wrexham Maelor, en el norte de Gales. Los doctores dieron de alta a Catherine hasta dos veces, obviando un tumor que acabaría siendo letal.

Una enfermera muere de cáncer por una negligencia médica

Una enfermera ha muerto de cáncer, después de que los médicos le dieran el alta dos veces. La primera vez fue el año 2013. Catherine Jones se sometió a una cirugía para eliminar un quiste en el ovario que, aparentemente, podía provocarle problemas. Si el proceso se hubiera hecho con la atención adecuada, los médicos habrían comprobado que el quiste era potencialmente cancerígeno, pero inexplicablemente nadie reparó en ello. En ese momento, el cáncer de ovarios que sufría Catherine -sin saberlo encara- podría haberse tratado y, con bastantes garantías, la enfermera podría haber revertido su situación. Pero eso no pasó y Catherine fue dada de alta sin un plan de seguimiento.

Los dolores le volvieron tres años después, el año 2016. Catherine acudió al hospital donde trabajaba de urgencia, y fue ingresada inmediatamente. Los médicos la valoraron y le practicaron una histerectomía, una cirugía para extirpar el útero. Después de la operación, de nuevo, los médicos le dijeron a Catherine que todo iría bien y le dieron el alta.

Muere de cáncer una enfermera miedo una negligencia médica / Cedida

Muere de cáncer la enfermera Catherine Jones, después de una negligencia médica / Cedida

Al cabo de unos meses, Catherine volvió a ser ingresada y murió por un cáncer de ovarios.

El marido de Catherine persigue a los responsables de su muerte

La trágica noticia de la muerte de Catherina ha provocado un gran resentimiento a su familia. Su marido, Dave, no ha parado de investigar las causas de la muerte de su esposa desde que murió. Según recoge el diario británico 'Daily Mail', Dave prometió a Catherine momentos antes de su defunción que averiguaría la verdad de su caso.... y así ha sido: "Su muerte era evitable. Tendría que estar celebrando su 40 cumpleaños esta semana, pero el hospital para el cual trabajaba le falló", ha lamentado Dave.

El hospital ha reconocido la negligencia médica / Pxnio

El hospital ha reconocido la negligencia médica / Pxnio

El hospital donde trabajaba la enfermera admite la negligencia

Después de unos años de investigación, Dave presentó al Hospital Wrexham Maelor un extenso informe con todos los errores cometidos por la institución sanitaria con su esposa. En primera instancia, el centro sanitario defendió que la biopsia de Catherine fue revisada dos veces y no se encontraron indicios cancerígenos, pero el argumento cae por su propio peso.

Finalmente, el hospital aceptó las acciones de negligencia en el caso de la enfermera Catherine Jones. Eso no devolverá a su esposa a Dave, pero al menos responsabiliza al personal sanitario del centro de su muerte.