El cuerpo sin vida de Andrea Zamperoni ha sido encontrado este jueves en extrañas circunstancias en un hotel del distrito neoyorquino de Queens. El prestigioso chef italiano de 33 años llevaba cinco días desaparecido y fue un ciudadano el que avisó a las autoridades, que hallaron el cadáver del joven envuelto en una sábana en una de las habitaciones del alojamiento. Zamperoni era jefe de cocina en el conocido restaurante Cipriani Dolci de la Gran Central Station, en pleno centro de Manhattan.

Mujer desnuda

Los hechos tuvieron lugar este jueves, cuando la policía se personó en un hotel del distrito de Queens tras ser avisados por un ciudadano. Allí fueron recibidos por una mujer desnuda que les mostró el lugar dónde se encontraba el cuerpo de un joven envuelto en una sábana que fue identificado como Andrea Zamperoni, el jefe de cocina del restaurante Cipriani Dolci, que llevaba cinco días en paradero desconocido. Según ha informado la emisora abc7, el alojamiento en el que fue hallado el cadáver del chef es conocido por ser un local al que acuden prostitutas y drogadictos.

El pasaporte del fallecido fue encontrado en su residencia, cerca del lugar en el que fue localizado su cadáver, que fue identificado por dos de sus hermanos, recién llegados de Londres, y que será sometido a una autopsia para aclarar los motivos de su muerte.

Once años en la elite

Zamperoni, que llevaba trabajando para la cadena de restaurantes de lujo Cipriani desde 2008, se había trasladado a Nueva York el pasado mes de abril, y fueron sus compañeros de trabajo los que denunciaron su desaparición el pasado lunes, tras haber sido visto por última vez el día de antes.

"Tristemente hemos sabido que Andrea Zamperoni, un respetado y querido miembro del equipo Cipriani durante muchos años y que desapareció el domingo, ha sido encontrado sin vida", aseguró el restaurante en un comunicado. "Confiamos en que la Policía de Nueva York invierta todos los esfuerzos en investigar y aclarar esta trágica situación", agregó el texto, en el que se describe al chef como "responsable, de buen corazón, amable y muy trabajador".