El viernes pasado apareció delante de las costas de Ibiza, en la zona de Sant Antoni, el cuerpo sin vida de un submarinista. El cadáver, vestido de neopreno y aletas de buceo, lo encontró un velero​ 25 millas adentro. Fueron sus tripulantes los que avisaron a los agentes de Salvamento Marítimo y al Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil, que comprobaron que no se trataba de ninguna persona desaparecida en Ibiza.

Podría ser el buzo desaparecido en Murcia

Aunque todavía no ha habido una confirmación oficial por parte de la Guardia Civil, el diario La Verdad de Murcia ha informado de que el cuerpo sin vida podría ser el de Pascual, un buzo de 29 años que desapareció hace tres semanas en Escombreras (Murcia) mientras hacía pesca submarina. Los investigadores creen que las corrientes marinas pueden haber desplazado el cuerpo hasta Ibiza.

Sin noticias de Pascual

La desaparición de Pascual fue comunicada por sus familiares la madrugada del domingo 31 de mayo. Lo habían visto por última vez el mediodía del sábado y desde entonces no tenían noticias suyas. Ya aquella misma madrugada miembros del Servicio de Extinción de Incendios, Salvamento y Protección Civil del Ayuntamiento de Cartagena, helicóptero y embarcaciones de Salvamento Marítimo y el Grupo Especial de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil, iniciaron las tareas de búsqueda, per no se ha sabido nada más del joven.