La Policía ha encontrado, sanos y salvos, a Darío y Daniel, los dos hermanos de 2 y 6 años que habían desaparecido a Alovera, en Guadalajara. Este martes por la tarde se ha desactivado la búsqueda que se había puesto en marcha después de una denuncia del padre de los niños, que aseguraba que su mujer se había llevado a los menores de la escuela sin avisarlo.

Desde el 2 de octubre, cuando se perdió la pista de los menores, se había activado una orden nacional e internacional de búsqueda, y la Guardia Civil y la Policía Judicial trabajaban para encontrar el rastro de los dos pequeños. Según parece, estarían con su madre, de nacionalidad paraguaya, y habían ido a una casa de acogida, según dice El Cierre Digital.

Conflicto por la custodia

La mujer se los habría llevado el día 2 de octubre, hace casi dos semanas. Según el padre, este viernes estaba previsto que le entregaran la custodia después de que la madre no lo dejara ver ni hablar con los niños y se negara a encontrar un acuerdo para compartir la custodia.

Según parece, el padre, Daniel, de nacionalidad española, habría podido hablar con el hijo mayor el día 11, al día siguiente de su cumpleaños. Dos días más tarde, sin embargo, ya no pudo contactar, y no había sabido nada de ellos.

La familia de la mujer tampoco ha querido ayudar al hombre, y por eso había pedido la ayuda de la Guardia Civil y de la Policía Judicial para localizarlos.