Un grupo de investigadores del Reino Unido ha detectado la presencia de cocaína y ketamina en gambas. El estudio del King's College y de la Universidad de Suffolk ha analizado crustáceos de agua dulce de esta localidad. Según el diario The Guardian, los resultados también han alertado de otras sustancias nocivas para la salud como pesticidas y medicamentos.

No es la primera vez que detectan droga en animales pero si que es la primera que se encuentra en especies de zonas rurales. Eso sí, el autor principal del estudio, Thomas Miller, ha explicado que "las concentraciones son bajas" pero advierte que "podrían representar un riesgo para la vida silvestre".

Los expertos auguran que si no se toman medidas "podrían llegar a zonas urbanas como Londres".