El cuerpo sin vida de un joven de 35 años ha sido encontrado este jueves en un acantilado a 200 metros de la playa de Sant Miquel de Ibiza. La Guardia Civil ha localizado el cadáver en un acantilado y la autopsia deberá confirmar las causas del fallecimiento. A falta de la confirmación oficial, la identidad de la víctima podría corresponder con la de un hombre alemán cuya desaparición denunció en la tarde del miércoles un amigo, ha informado la Oficina de Comunicación Periférica (OPC) de la Guardia Civil de Baleares.

El aviso

El hallazgo se ha producido este jueves a 200 metros de la playa de Sant Miquel, bajo un acantilado. A falta de confirmación de la identidad, la víctima sería un ciudadano alemán cuya desaparición denunció en la tarde del miércoles un amigo. Según ha informado la Oficina de Comunicación Periférica (OPC) de la Guardia Civil de Baleares, el denunciante aseguró que su amigo no había regresado después de que, a mediodía, le dijera que se iba a escalar por la zona de Sant Miquel. Al anochecer, y en vista de que no regresaba, dio aviso de su desaparición.

Autopsia

En el rescate del cuerpo localizado este jueves han trabajado el Equipo de Rescate Vertical de los Bomberos de Ibiza y el Grupo de Rescate e Intervención en Montaña (GREIM) de la Guardia Civil, según han informado desde el Parque Insular de Bomberos. La autopsia del cadáver deberá confirmar las causas del fallecimiento.