La Guardia Civil investiga el hallazgo de dos cadáveres parcialmente calcinados en una casa abandonada y frecuentada por sintechos en la localidad de Quintanar de l'Ordre (Toledo).

Los hechos han pasado este martes, después de que un hombre haya entrado en la casa y haya descubierto los cuerpos.

Eran sintechos

El alcalde de la localidad, José Carlos Navalón, ha lanzado un mensaje de tranquilidad a los vecinos y ha anunciado que, en principio, no son habitantes de Quintanar de la Orden.

Según ha explicado, no hay ninguna denuncia por desaparecidos en el municipio, y se baraja la posibilidad de que se trate de dos personas sintecho que se refugiaron en la vivienda.

Un hallazgo macabro

Navalón ha informado de que un hombre ha encontrado de forma fortuita un esqueleto y ha avisado a la Guardia Civil. Una patrulla de agentes se ha desplazado hasta la casa, que está abandonada desde hace años, y ha encontrado un segundo esqueleto.

El alcalde ha destacado que desde el Ayuntamiento no se ha tenido conocimiento en ningún momento de un incendio en la casa, y que "no se sabe si el fuego fue la causa de la muerte o primero murieron y se causó el fuego después de intentar hacer desaparecer los restos".

Continúa la investigación

Ahora la Guardia Civil investiga los hechos, mientras está previsto que este miércoles se practique la autopsia a los cuerpos en el Instituto de Medicina Legal de Toledo. De momento todavía se desconoce el sexo o la edad de los muertos.

Quintanar de l'Ordre es una localidad de unos 11.000 habitantes, separada por 112 kilómetros de Toledo y a 123 kilómetros de distancia de Madrid.