Eran las diez la noche y un hombre decidió pasear su perro por los alrededores de su casa en el condado de Forsyth (Estados Unidos). Alertado por el llanto de un bebé, detecta una bolsa de plástico y dentro se encuentra una niña recién nacida con el cordón umbilical y llena de sangre. La niña se encontraba en un arcén, a tan sólo veinte metros de la carretera.

Buscan a los padres

Hacía horas que había nacido y hasta allí se trasladó rápidamente el sheriff de la zona que la ingresó en el hospital en una operación de rescate que fue grabada por la misma policía local. El personal sanitario la tapó con una manta y la pudieron salvar. A la niña le han puesto de nombre India y la policía todavía no ha podido localizar a sus padres.

Las autoridades de Forsyth recuerdan que para evitar el abandono peligroso de los niños, disponen de unas cajas al lado de la estación de tren donde los pueden dejar y automáticamente se da el aviso para acogerlos.